logo-multitest

REINVENTARSE ES CUESTIÓN DE UNO MISMO

En estos días donde aún todo es incertidumbre, sin saber que pasará en nuestro país y en el mundo, donde de un día a otro nos cortaron las alas y nos privaron de la libertad que teníamos, con muchos proyectos personales inconclusos o aun sin ponerlos en marcha, salir de casa y llegar a casa ha sido y sigue siendo uno de los rituales más difíciles de nuestra rutina diría, el temor a contagiarnos crece cada día más, el estar 24/7 con nuestra familia, el hacer teletrabajo sin un horario establecido, el ver o escuchar noticias que cada día nos desalientan son causa de estrés, de irritabilidad, de ansiedad o frustración.

 

Una de las palabras más escuchadas en nuestro país en este tiempo de pandemia es “REINVENTARSE” y no solo se refiere a cambiar de un modelo de negocio a otro si no también a nuestra vida personal, el tener que cambiar nuestra rutina diaria es tener que reinventarse, es cambiar y adaptarse a esta nueva normalidad con luchas o frustraciones teniendo que dejar un estilo de vida al cual ya estábamos acostumbrados.

 

Tengamos en cuenta que tenemos muchas cosas a nuestros favor para aprender a reinventarnos, lo primero es que somos personas creativas con alta capacidad de darle solución a muchas de las cosas que nos aquejan y lo segundo es que somos personas moldeables y tenemos capacidad de adquirir nuevos hábitos, por eso, es hora de expandir nuestra zona de confort adquiriendo y agregando nuevas rutinas y hábitos a nuestra vida, como por ejemplo:

  1. No te quedes pensando en que pasará después creando ideas que no ayudan en nada, sal de tu casa con las medidas de seguridad necesarias y toma aire fresco todos los días, date un tiempo para ti.
  2. Proponte metas diarias, semanales y mensuales como por ejemplo aprender a hacer algún postre o a hacer ejercicios.
  3. Pon en práctica lo que más te gusta, empieza por desarrollar un hobby, ponle empeño quien sabe y en un futuro puede ser idea de algún negocio.

 

Empecemos por aceptar la realidad que nos toca vivir teniendo en cuenta que cada día trae su propio afán, aprendamos a no quejarnos de esta nueva normalidad más bien enfrentémosla con una mente positiva y salgamos adelante.

 

Gabriela Cuellar